El trabajador autónomo frente a las crisis económicas recurrentes

Si eres trabajador autónomo (del sector que sea) desde hace tiempo, sabrás lo difícil que es conseguir trabajo y mantenerte a flote con una crisis económica como la que vive España.

Crisis económicas recurrentes, qué podemos aprender?

Por qué, no se repite el ciclo económico? ¿Por qué siempre comienza el próximo ciclo de auge y caída? Para responder a esto, tenemos que comprender las motivaciones de los bancos y del gobierno. Los bancos comerciales viven y obtienen ganancias mediante la expansión del crédito y mediante la creación de una nueva oferta de dinero.

El gobierno también desea acopiar fondos, tanto para ampliar sus propios ingresos (ya sea mediante la impresión de dinero o para que el sistema bancario pueda financiar déficit públicos) y la subvención para los grupos económicos y políticos favorecidos a través de una pluma y el crédito barato. Estos son factores de los que se puede aprender.

La crisis económica

crisis-economica-spain

Foto: Nacho

Así que ya sabemos, como comenzó el boom inicial. El gobierno y los bancos tuvieron que retirarse cuando habían llegado al desastre y al punto esencial de crisis. Pero en la medida de que el oro fluye en el país, el estado de los bancos se vuelve cada vez más sólido. Y cuando los bancos se han recuperado bastante, ellos están entonces en la posición de confianza para reanudar su tendencia natural de “reabrir el grifo” y comenzar con el suministro de dinero y crédito.

La teoría de David Ricardo

Por lo tanto, la teoría de David Ricardo de 1817, también explicó la repetición continua del ciclo económico. La principal característica del sistema analítico de Ricardo es que generaba conclusiones fundamentales basadas en pocos principios básicos.

David Ricardo fue capaz de llevar a plenitud el cuerpo doctrinal de la economía clásica. Así, por ejemplo, fue un convencido del Laissez Faire.

En general, este autor fue esencialmente un pensador práctico, ya que ante todo se caracterizó por ser un hombre de negocios. Su aporte teórico siempre hizo referencia al mundo de su época, el que conocía muy Bien. A diferencia de A. Smith, en cuyos trabajos se apoyó, Ricardo se ocupó sólo en segunda instancia de averiguar las causas del Crecimiento Económico del país.

La teoría del comercio internacional

David Ricardo desarrolló su teoría del Comercio Internacional, estableciendo de forma explícita, que a un país le conviene concentrarse en elaborar aquellas mercancías en las que tiene Ventajas Comparativas.

Y, como veremos más adelante, es el único sistema que puede comprender el fenómeno moderno de la estanflación. A partir de estos enunciados, las crisis políticas y económicas suceden recurrentemente. La pregunta es: ¿de qué manera podemos aprender de todas estas variaciones económicas de la crisis? La pregunta concreta es, ¿podemos aprender realmente?

El caso de Japón

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón fue vencido por el grupo aliado. En aquel entonces, se encontraron con una nación que tenía 2 millones de muertos, agua y japoneses. Nada más.

La capacidad económica de un japonés era de 20 $ anuales. Entonces se reunieron y se hicieron la pregunta, ¿qué haremos? La respuesta surgió de esta manera, llegaron a la conclusión de que tenían que aprender, y necesitaban definir como lo harían.

Comenzaron a determinar quiénes eran los mejores fabricantes de cada cosa. El mejor fabricante de hierro, el mejor fabricante de máquinas viales, el mejor fabricante de elementos electrónicos y así sucesivamente se dispusieron a hacer lo siguiente.

Tenía que aprender rápidamente, entonces tomaron al mejor fabricante de automóviles, y el 10 de esta fábrica, comenzó a ser el cero japonés. Así hicieron por cada especialidad. Lo que se destacó en todo esto fue la humildad de los japoneses por aprender. Y así llegamos a nuestro tiempo.

Las grandes empresas

Preguntamos, ¿sigue siendo la empresa General Motors la fábrica de autos más grande del mundo? Ciertamente que no, actualmente es Mitsubishi, empresa japonesa.

De cada 10 Bancos de gran operatoria, nueve son japoneses. De cada 10 fábricas de cámaras fotográficas, ocho son japonesas. De cada 10 fábricas de automóviles, nueve son japonesas.

Los japoneses construyeron sus fábricas en una nación que no tenía tierra para ocupar. Avanzaron sobre el mar y actualmente es una de las naciones más poderosas de la tierra. Japón tiene que comprar sus propios alimentos, y el año pasado gastaron 90.000 millones de dólares para surtir a su gente. Les sobro 40.000 millones de dólares, que realmente no saben dónde ponerlos. Por lo tanto, han invertido en otros países y forman parte de muchas otras economías mundiales.

Esta es una historia real, demuestra un punto esencial ante las crisis, y es la humildad por aprender, tal como lo expresó Herza Vogel, el mayor especialista en temas japoneses. Esto nos lleva a elaborar la siguiente conclusión: ante la crisis económica, es importante ser humilde, aprender y trabajar para la solución de los problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *