Se mas productivo y aprovecha mejor cada minuto del día

Aprovechando mejor los 60 minutos de cada hora

Aprovechar los 60 minutos de cada hora, requiere una dedicada planificación. Con los siguientes ejemplos, intentamos mostrarte un ejemplo de trabajo ordenado y planificado, sobre todo si trabajas en Marketing, y todo son urgencias y cosas para ayer.

Imagina por un momento, que llegas a tu oficina con la mejor de las intenciones. Mientras con una sensación imprecisa de lo que deseas lograr. Te sientas enciendes tu ordenador y compruebas tu correo electrónico. Algunas horas más tarde te dedicas a solucionar problemas de los demás y a contestar las notas y llamadas telefónicas. A esa altura, casi no puedes recordar los objetivos del día.

Entonces surge una pregunta: ¿Cuántos tienen tiempo a su disposición y no logran aprovecharlo para qué les alcance? Esto suele significar que comenzamos cada día, sabiendo que no podremos hacerlo todo. ¿Cómo proceder entonces?

Cómo ajustamos nuestro tiempo luego de un error de planificación

tiempo de marketing online

foto: D. Goomany

Aquí surge la idea de que es necesaria una lista de las tareas fundamentales y una lista de cuestiones que en último caso podremos ignorar. Surge aquí la cuestión de que definitivamente la atención más difícil de enfocar es la nuestra.

Pero, incluso cuando planeamos una lista, el reto fundamental es la ejecución de los cometidos. ¿Cómo se puede programar un plan cuando tantas cosas amenazan con no poderse realizar?

¿Cómo hacer para descubrir qué es lo que tiene prioridad y atender realmente a las más importantes? Para esto hay que priorizar en las rutinas diarias la distribución del tiempo y el establecimiento de los objetivos principales.

No es simplemente una lista o una vaga sensación de nuestras prioridades. Tiene que ser parte de un proceso, prestamos real atención a las tareas por hacer, sin perderlas de vista. Es posible conseguir esto en tres etapas que toman poco tiempo durante una jornada de ocho horas.

1-   Un plan integral para la jornada

Antes de trabajar con tu computadora personal, escribe tus objetivos en un papel y ponte el objetivo firme de completarlos. ¿Qué se puede lograr en términos realistas, que aumentará tus objetivos y te permiten llegar al final del día con la sensación de que hubieras estado productivo y exitoso? Escribe esas cosas.

Es decir, si es posible, incluso antes de comprobar tu correo electrónico. Si esto realmente no se puede completar en el día, entonces cambia la prioridad del día. Realiza lo que puedes hacer de verdad. Tienes el poder de controlar lo que harás en tu trabajo.

En su libro El Poder De Contrato Completo, Jim Loehr y Tony Schwartz describen un estudio en el que un grupo de mujeres se puso de acuerdo en hacer un auto examen de mama durante un período de 30 días. De estas personas 100% de los que dijeron dónde y cuándo iban a hacerlo completó el examen.

Si quieres lograr algo, debes decidir cuándo y dónde vas a hacerlo. De lo contrario, llévalo fuera de tu lista.

2-   Reenfócate

Programa la alarma de tu móvil para que suene cada hora. Cuando suena, tomar una respiración profunda, mira a tu lista y pregúntate si pasó tu última hora productiva. Luego, busca en tu calendario y renueva deliberadamente a cómo se va a utilizar la siguiente hora. Administra tu día hora tras hora. No dejes que las horas te manejen.

3-   Repaso

Apaga el ordenador y revisa tu día. ¿Qué funcionó? ¿Dónde enfocar? ¿Dónde te distraes? ¿Qué aprendiste que te ayudará a ser más productivo mañana? La ventaja de los rituales, es que son predecibles, ya que haces mismo de la misma manera una y otra vez. Entonces, se puede saber cómo van a resultar. Esto hace que de alguna forma puedas ganar seguridad en lo que haces, y en cómo puede resultar para el bien de tus objetivos.

¿Qué tanto deseas alcanzar tus objetivos?

Si quieres adelgazar, y librarte de unos 10 kilos antes del verano, o tal vez desees algo más relevante como abrir tu negocio, necesitarás un plan claro para que al fin y al cabo puedas actuar.

Un plan de acción inteligente incorpora características de objetivos: específicos, medibles y alcanzables. Este plan, con su estrategia, requiere establecer pasos en los que prestar mucha atención. Así es como se comienza a avanzar de la mejor forma.

Diferentes tipos de metas

Con un plan de acción inteligente, puedes aplicar cualquiera de los diferentes tipos de objetivos que deseas con el fin de ayudar a poner en marcha tu plan de acción.

Sobre las metas a largo plazo

Las metas a largo plazo tienen un pronóstico de 5 o más años. Se trata de grandes planes, que deben lograrse en un período más amplio de tiempo. Deben ir acompañados por un sentimiento de recompensa muy poderoso, para realizar todos los pasos intermedios que se requieren, para alcanzarlo.

Los diversos planes tales preparar un libro para su publicación, tener una casa propia, completar una educación superior, son algunos ejemplos válidos de planes a largo plazo. Son los que configuran el estilo de vida futuro.

Objetivos a medio plazo:

Los objetivos a medio plazo por lo general se pueden realizar dentro de 1 a 5 años. Esto sigue siendo un bastante un período amplio de tiempo, pero no tan largo como un plan a largo plazo. Un ejemplo de un objetivo a medio plazo es una certificación o la compra de un coche.

Las metas a corto plazo:

Objetivos a corto plazo se pueden alcanzar en menos de un año, dependiendo de la rapidez y la eficacia con la que trabajas en él. Un plan de acción inteligente te ayudará a lograr fácilmente un objetivo a corto plazo para mantener enfocado y ayudarle a alcanzar la línea de meta con rapidez.

Seguir las metas a corto plazo con persistencia y tenacidad es vital, ya que muchos planes mayores dependen de las metas a corto plazo. Son las pequeñas partes que constituyen ese todo que queremos alcanzar.

Conclusión

Este planeamiento que te mostramos, es sumamente útil para tu trabajo, aunque puedes adaptarlo a tu vida personal.

Estamos hablando de que es necesario planificar nuestras actividades para obtener el mayor rendimiento de los 60 minutos de cada hora.

Orden, planificación, son los elementos para ganar tiempo. Aún en el ordenamiento de tu vida personal, verás todo el tiempo que puedes ganar si ordenas y planificas tus acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *